lunes, 8 de octubre de 2012

Otro éxito de "Huellas de luz": la crónica


¿Qué puedo decir de nuevo tras 3 eventos en relación con “Huellas de luz” para que no os parezca repetitivo o resulte ya cansino? No me gustaría que penséis que lo que comparto aquí es por vanidad o petulancia. Nada más lejos de la realidad. Es que creo  que os alegra saber todo esto que estoy viviendo y que lo comparto porque haciéndolo es todavíamás bonito. ¿No es eso también amistad? ¿Alegrarse con la felicidad del amigo?

Ya os lo envié hace hoy una semana. El libro iba a tener protagonismo otra vez más. Se vestiría de gala, bueno mejor dicho le vestirían de gala, y saldría a recibir a las fiestas de la Pilarica con su mejor cara y su emoción de recién estrenada fama.
Claro,triunfaría y eso que muchos me tacharon de temerario al hacerlo coincidir con el pregón de las fiestas, pero yo sabía que esto no sería un impedimento, sino un motivo más de fiesta. Cómo no iba a hacerlo si, bien conocido es ese certero dicho que habla de que cuando hay buenos mimbres el cesto, por lo general, siempre surge bueno. Y este cesto no es que saliera bueno, es que resultó de extraordinaria calidad suprema.
¿Que cuáles fueron esos mimbres?
La propia Casa del Libro representada por Hermelo e Isabel. Nos brindaron todo su apoyo y disponibilidad para que fuese un éxito y nos sintiéramos como en casa. Su labor de difusión y aliento hacia mí, igual que lo están haciendo con otros tantos escritores noveles, es muy encomiable. Ellos bien lo saben: no es nada fácil que desde el mundo editorial y las librerías puedan prestar esa confianza tan necesaria y deseable. Os invito a visitar su página web donde anuncian sus proyectos y novedades: www.casadelibrosperdidos.com
Marta y Sol, estudiantes de periodismo y excelentes promesas de esa profesión. Marta que fue la guía del acto y que además de presentarme, preparó una entrevista completa y con preguntas llenas de sentido común e ingenio. Y Sol, con su cámara no dejando detalle que se perdiese. Desde aquí las felicito y les auguro los mayores éxitos. Fue un lujazo tenerlas a mi lado. Me permito, eso sí, darles un consejo: cuando haya personas ciegas en la sala en la que se celebra un acto que ellas presentan, por cuestiones de accesibilidad, deben describir cómo está compuesta la mesa, cómo es el sitio o si se proyectan imágenes hacer una breve reseña para que ellos se enteren de lo que van. Es muy fácil hacerlo (tampoco es necesario ser prolijos) y muy útil para nosotros, los cegatos.
Ilumináfrica con sus representantes y la voz de Nancy Cruz que nos enseñó la labor que hacen llevando luz a los ojos de los más desfavorecidos en la república del Chad y demostrando que aún hay motivos para tener la certeza de que el futuro puede ser mejor de lo que apunta.
Óscar y Pilar con su óptica que impulsaron la idea de que estuviese en Zaragoza. Fue fácil acuñar un nuevo lema para ellos: “Si quieres ver de lejos la ONCE, ven a Gran Vía 11: Solución Ópticas puede ayudarte .”
Mi hermano y cuñada, con su empeño y cuidado en todos los detalles, claro. Hicieron que no faltase de nada.
Y todos los que allí quisieron pasar un rato de literatura y solidaridad mano a mano, casi 90 personas. Fue un placer reencontrarme con antiguos compañeros de universidad, familiares, paisanos del pueblo  y amigas de mi cuñada Emi con su calidez y simpatía.
¿Y el cesto? ¿Mis impresiones?
Emoción al llegar a la puerta de la librería y que mi madre me diga: “mira, ahí están tus Huellas y tu foto con el cartel de la presentación junto a libros de máxima actualidad como el último de María Dueñas o el de Ken Follett. Una pasada.
Plenitud al verme allí, rodeado de tanta gente, felicitándome, animándome, haciéndome sentir que he dejado de ser un problema y me he convertido en alguien que da luz.
Seguridad con el micrófono respondiendo a las preguntas de Marta. Percibo la atención emocionada de los oyentes, las risas que les provoco ante mis ironías que tratan de dar color y la receptividad ante mi testimonio de fuerza y esperanza.
La incredulidad al vender más de 60 ejemplares que dedico de corazón y trato de que sean personalizadas las palabras que dicto para luego suscribirlas con mi firma.
Y recuerdos nostálgicos cuando, para celebrar semejante cúmulo de sensaciones, nos dirigimos a tomar algo a un bar al que de estudiante fui, junto a amigos y amigas de entonces, hoy perdida su pista,  muchas noches de sábado en las que soñamos con un futuro bien distinto al que ha traído el presente. Me emocionó que María José, con la que estudié al acabar la presentación y venir a felicitarme me dijese: “al menos tú, sí cumpliste tu sueño de publicar tu libro. En cambio yo…”. No sé, me dio qué pensar.
     
¿Qué más puedo narrar? No sé, esto fue todo. Estoy convencido que la presentación fue lo que yo esperaba: un acto cálido, sencillo, cercano y diferente. Se cumplieron los objetivos: dar a conocer la labor de Ilumináfrica (que puso hasta su cachirulo solidario y todo), transmitir optimismo, vender libros _cómo no_ y compartir amistad, magia y luz.
Y si encima, me sacan en la tele de Aragón uno de estos días, esto ya es lo más. Es que Ana, se ha volcado para que así sea, esa misma Ana que conocí hace 20 años cuando su primo Juan Rafa era mi Maestro de vida y ella aún era una chiquilla. Eso sí, la veo igual de guapa que entonces.
Y el 18 de octubre, más. La sede de la ONCE en Madrid será la anfitriona. Allí os espero a quienes estéis por aquí ese día.
Un abrazo emocionado de gratitud y luz a todos y todas que estáis acompañándome en este sueño.



7 comentarios:

Francisco Rodríguez Tejedor dijo...


Cuanto me alegro Alberto de tus éxitos, tan merecidos.
Tu libro vale muchísimo la pena, lleno de calidad, de sentimientos y de imágenes potentes (que tiene más mérito). Un fuerte abrazo y disfruta de este sueño que más que sueño yo constato que es ya una realidad maravillosa.

Mercedes Pajarón dijo...

Un beso lleno de orgullo, Albertito. Mua!

Alberto dijo...

Paco, muchas gracias porque efectivamente sé que te alegras de corazón.
Gracias por tu buen concepto del libro.
Un gran abrazo de esos que dan quienes ayudan a hacernos soñar.
Feliz día de martes.

Merceditas, vaya también para ti ese beso lleno de orgullo porque siempre nos unirá la magia de la literatura que relaciona sentimientos y aventuras sin fin.
Besósculos de feliz martes televisivo.

amelche dijo...

Me alegro de que sigas triunfando. Un abrazo.

Alberto dijo...

Ana, muchas gracias. Lo sé, sé que te alegras de corazón.
Que disfrutes de este fin de semana largo.
Besitos de luz.

Rosa María dijo...

Querido Bertiño; Me estoy gratificando de "Huellas de luz", y la verdad que me encanta. En su contenido se transmite un alma de niño grando con unas ilusiones de adulto que le dejan crecer, pero sin olvidar que los niños son los que mejor saben agarrarse a la felicidad efímera. Por ello no debes dejar que nadie te haga adulto al 100%, bueno si llega una moza y te pide pasar por la vicaría ya nos lo pensaríamos un poco.
Un besiño amigo comilón.
Guardo con gran agrado los achuchones que te di en Madrid.
Rosa María Milleiro

Alberto dijo...

Rosa Rosiña, que sigas disfrutando de mis Huellas. Ese es un buen premio para mí. Yo tampoco olvido esos achuchones que nos dimos en un café tan lleno de historias como el Comercial.
Ale, que te mejores de tus migrañas.
Besiños de luz comilona, jejejeje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...